Problemas con cobertores de lana (y sus soluciones)

23 08 2009

El problema más frecuente que suelen dar los cobertores de lana (siempre que se respeten las instrucciones básicas de lavado) es la falta de impermeabilidad. La causa suele ser una deficiente lanolinización del cobertor (no tiene suficiente lanolina o hay zonas de éste sin ella) y/o absorbencia del pañal ajustado que se utilice. Se soluciona relanolinizando y/o usando un pañal de material más absorbente o utilizando absorbentes extra, respectivamente.

En algunas ocasiones, los cobertores de lana, aún dejándolos airear, siguen oliendo. Esto puede suceder aunque lleven siendo usados poco tiempo. Esto suele ocurrir porque algunas veces la orina cristaliza dentro de las fibras de la lana, sobre todo si el cobertor se ha saturado de orina o no tiene suficiente lanolina. En este caso, si se echa más lanolina, lo que se hace es “sellar” las fibras y los cristales quedan dentro, impidiendo que el cobertor sea impermeable y causando olores. Esto puede ser reversible o no serlo. Se identifica porque el cobertor deja de ser suave y blando y se queda más tieso y como “crujiente”. La solución es intentar quitar toda la lanolina, deshacer los cristales de urea que queden en el interior de las fibras y luego volver a relanolinizar intensivamente. El proceso para restaurarlo es como sigue:

– Lavar en agua tibia con jabón natural o de prendas delicadas (pero no jabón con lanolina), aclarar abundantemente.

– Dejar el cobertor en remojo al menos 12 horas en una solución al 25% de vinagre de vino blanco, masajeando con cuidado el cobertor para que se impregne bien y se deshagan los cristales, pero sin que se apelmace.

– Enjuagar bien todos los restos de vinagre con agua templada.

– Volver a lavar con jabón (esta vez ya sí puede usarse el jabón de lanolina).

– Lanolinizar un par de veces con lanolina pura.

Para evitar que vuelva a ocurrir, es importante impermeabilizar bien los cobertores (después de lanolinizarlos y que estén totalmente secos, haced la prueba con un poco de agua y ver si escurre o empapa) y que los cobertores saturados (aquellos que están mojados y no sólo húmedos) se enjuaguen con agua templada abundante antes de que se seque la orina en ellos.

Recomiendo lanolizar los cobertores con frecuencia al principio, unas 2/3 veces la primera semana, hasta ver que ya funcionen adecuadamente.

Otro problema frecuente es que, después de la lanolinización, queden manchas de lanolina, como “pegotes” de color blanco o incluso amarillento. Esto sucede porque se desestabiliza (“se corta”) la emulsión  de lanolina debido a diversos factores (cambios de temperatura, insuficiente emulgente o agitación, exceso de lanolina o incluso factores incontrolables, como el tiempo atmosférico). No hay que preocuparse porque se irán eliminando con el uso y los lavados.

Más información sobre cobertores de lana:

Cobertores de lana

Cuidado de cobertores de lana


Acciones

Information

4 responses

23 08 2009
Luisa

Genial, tu compendio sobre el cuidado de los cobertores de lana. Creo que me ahorraré reincidir en más de una metedura de pata. Gracias…

23 08 2009
mucca

Luisa, gracias por dejar tu comentario. Espero que lo que he escrito sirva para que muchas familias les pierdan el miedo y adopten esta alternativa a los cobertores de poliéster y haya muchos más bebés con el culete “entre algodones” con su cobertor de lana. Un beso,

Julia

26 08 2009
yoly

has descrito mi problema con los cobertores, han quedado como manchados con pegotes, como grasientos, y es por usar con lanolina pura… y puede que se quite con el uso pero a mi no me gusta nada de nada esas manchas, sobretodo si los cobertores son en colorines claros.
mi pregunta julia es… usando solo un jabón de lana a menudo, por ejemplo una vez a la semana es necesario lanolizar los cobertores….
un abrazo y gracias por todas tus aportaciones.

26 08 2009
mucca

Hola Yoly, ¡qué lata que se te hayan quedado manchas! Si el cobertor está bien lanolinizado y usas únicamente jabón con lanolina para lavarlo, la lanolina se irá reponiendo en cada lavado y no tendrás que usar lanolina pura. Pero si lo lavas con otro tipo de jabones (jabón casero o para prendas delicadas, que no repongan la lanolina) sí que tendrás que hacerle un relanolinizado de vez en cuando. Espero que se solucione pronto y que no sea definitivo. Te escribo también al email por si no ves mi respuesta aquí.

Un besote,

Julia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s