¿Cómo tratar un fular nuevo?

1 10 2008

Cuando compramos un fular nuevo a menudo nos resulta demasiado “tieso” y áspero. Yo lo que hago cuando me llega un nuevo fular es ponerlo en remojo en agua fría con vinagre y sal para fijar el color. Luego lo lavo (sin detergente, yo uso las Ecoballs, pero si no, sin nada) y en el aclarado le echo unas gotas de vinagre. Lo pongo a secar y, cuando está casi seco, pero algo húmedo todavía, lo plancho (hay quien lo mete unos minutos en la secadora cuando está húmedo). Para ablandarlo y suavizarlo, le hago y deshago nudos, lo enrollo, manteo a mis hijos, lo pongo encima del sofá o de la silla del ordenador para sentarme encima, … lo que se me ocurre . Cuanto más lo “maltrato”, más suave se queda, pero es con el tiempo y el uso cuando se queda bien manejable.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s