Toallitas de tela

20 10 2008

¿Por qué usar toallitas de tela?

¡Te aconsejo que utilices toallitas de tela!

Aunque uses pañales de tela, es probable que no te hayas planteado dejar de usar las toallitas desechables, ya que éstas no suponen un volumen de basura para el medio ambiente tan elevado como los pañales. O eso es lo que se pensaba… Sin embargo, te recomiendo que evalúes la posibilidad de usar toallitas lavables. Con ellas se puede ahorrar bastante (con dos bebés que usen pañales necesitarás un par de paquetes de toallitas desechables a la semana, al menos unos 4-5 euros por semana, si se trata de toallitas ecológicas). Si usas toallitas de tela lavables a tiempo completo se necesitarán unas 30 (menos de 25 euros), así que en unas cuantas semanas ¡ya estarás ahorrando! También puedes hacer tú mismo las toallitas de tela cortando gasas o toallas al tamaño adecuado.

Si en casa lavas directamente bajo el grifo a tu bebé y sólo las usas para las salidas, necesitarás menor cantidad de toallitas (unas 10-15).

Cuando se usan pañales lavables, usar toallitas también lavables no conlleva mayor problema, ya que se almacenan, limpian y secan junto con los pañales. No necesitarás dos cubos de basura diferenciados junto al cambiador (se acabó el cubo o la bolsa para las toallitas que nunca se llena) ni tendrás el problema de qué hacer con las toallitas cuando hagas el cambio de pañal fuera de casa. Simplemente se echan junto con el pañal sucio al cubo o bolsa de almacenaje.

Las toallitas de tela pueden usarse de diferentes maneras. Se deben humedecer antes de usar, pero las puedes utilizar con lo que más te guste o con lo que mejor le vaya a la piel de tu bebé. Si tu bebé tiene la piel delicada, puedes humedecerlas con agua termal, agua de rosas emulsionada con aceite de almendras o solución para toallitas. Si tu bebé es “movidito”, mojar las toallitas en agua tibia puede ayudar a calmarlo y que no esté tan agitado durante el cambio de pañal. En la mayoría de bebés simplemente con agua del grifo irá bien, mucho mejor que las complicadas fórmulas de las toallitas desechables, llenas de conservantes, aromatizantes… incluso en las denominadas “ecológicas”. En casa puedes tener las toallitas húmedas preparadas en cualquier recipiente adecuado o irlas humedeciendo una a una conforme las vayas necesitando (lo que permitirá usarlas templadas en bebés delicados).

Fuera de casa puede ser más cómodo humedecer el culete y limpiar con la toallita. Hay quien prefiere humedecer la toallita antes de utilizarla. En ambos casos es útil usar un vaporizador. Puedes usar un vaporizador pequeño, como los de rellenar con perfume, para las salidas. O puedes llevar las toallitas humedecidas en una bolsa de plástico o PUL. En este caso es conveniente que la solución en la que se humedezcan las toallitas tenga sustancias antibacterianas y antifúngicas (como aceite del árbol del té o aceite esencial de lavanda), para evitar que las toallitas húmedas favorezcan la proliferación de gérmenes. Si la solución lleva un poco de jabón suave facilitará la labor en las situaciones más “pegotosas”.

Truco: Las toallitas que llevan una cara de tejido polar se mantienen suaves lavado tras lavado, de modo que no “raspan” la delicada piel del bebé. Además, por ser repelente del agua, este tejido desliza con mayor facilidad sobre la piel e impide que el lado de rizo de algodón se humedezca, permitiendo, si se humedecen con un vaporizador, usar el lado de rizo de algodón de la misma toallita para secar.

About these ads

Acciones

Information

2 responses

1 01 2009
ester

hola! me gustaria saber si es incompatible el agua de las toallitas, (a la que pensaba echarles aceite de almendras) con usar pañales de tela, porque como el aceite puede hacer que se impermeabilicen los pañales…
muchas gracias guapa!

2 01 2009
mucca

Hola Ester,

Gracias por visitar mi blog.

Puedes usar perfectamente agua emulsionada con aceite con toallitas de tela y pañales de tela. Simplemente debes cuidar de preparar la solución a diario para que no se enrancie ni se desarrollen hongos o bacterias y secar bien sin frotar la piel del bebé, de manera que no quede una superficie “pringosa”. En caso de irritaciones es recomendable usar agua mineral o filtrada, porque la cal del agua puede ser agresiva para la piel, en este caso debes cuidar aún más de renovar la solución frecuentemente si no le añades ninguna sustancia antibacteriana. También puedes usar agua de rosas sin alcohol o infusión de manzanilla, ¡cada cual hace su propia receta!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 31 seguidores